15 seductores consejos para que puedas dar los mejores besos del mundo

15 seductores consejos para que puedas dar los mejores besos del mundo

Los besos son un increíble medio de comunicación. ¡De verdad! Es tanto lo que puedes saber de una persona por cómo besa: Si es atrevido o tímido, si tiene mucha experiencia o poca, si es romántico o tiene sólo un objetivo en mente (que bien puede ser el mismo que el tuyo). Así como hay millones de personas hay millones de besos. Y todos queremos dar los mejores.

1. Un buen besador es #real

La cosa más básica para que un beso funcione es que realmente quieras darlo. Si besas a alguien sólo porque crees que debes hacer, porque el momento se prestaba por eso, porque eres una de esas extrañas personas que se enorgullecen de besar a mucha gente casualmente— lo más probable es que no estés preocupado de la persona al otro lado de tu boca. Y eso es fundamental para los buenos besos.

2. Un buen besador besa con frescura

¿Te gustaría a ti besar un ajo bañado en aceite de oliva y pasado por un cenicero que acaban de sacar de un basurero? Si sabes que tu futuro incluye una besaron, evita comidas olorosas. Son sólo buenos modales.

3. Un buen besador siempre tiene su viejo confiable bálsamo labial

Seas hombre o mujer, nunca es agradable encontrarse con un par de labios secos y quebrados, ¿verdad? Aunque tampoco es la idea besar un Maravillo Mango Miranda. No te pases.

4. Un buen besador se preocupa de los detalles

¿Quién tiene tiempo para besos aburridos y todos iguales? A todos nos gustan cosas diferentes. Un buen besador se detiene a prestar atención cuando a su co-besador le gusta algo y a enseñar cosas nuevas cuando es necesario.

5. Un buen besador es como un espejo

Los besos tienen un ritmo y son de muchas formas como un baile. Tienes que seguir los movimientos de la otra persona y esperar que ellos sigan los tuyos, y que combinados logren algo fantástico. En ese ritmo está el secreto de los mejores besos.

6. Un buen besador sabe que menos es más

Pensarse las cosas demasiado para hacer un ~ultra truco súper especial es como un beso se puede volver una limpieza dental. El único truco definitivo es empezar suave, dejar con ganas, ¡seducir! Y cuando sea el momento de ponerle intensidad, créeme que tu pareja te lo hará saber.

7. Un buen besador sabe qué hay lugares y LUGARES

Mira, no es que dejar marcas sea malo, eso es cosa de cada persona, pero si es pleno verano y tienen que trabajar, no es divertido para nadie tener que andar explicando morados obvios cuando a alguien se le ocurre preguntar.

8. Un buen besador es creativo

No todo tiene que ser labios con labios. Hay tantas posibilidades, desde los párpados hasta el agujero de la clavícula, bajo el mentón y en el reverso de la muñeca. La frente. El cabello. Declárate explorador y aprende qué partes son las favoritas de ambos.

9. Un buen besador toma el camino largo y disfruta del paisaje

¡Hay tantos caminos por recorrer! Puedes comenzar besando los labios (SIN LENGUA), bajar al mentón, desviarte por la quijada hacia la oreja y ahí, luego de dedicar un instante el lóbulo, susurrar suavemente, “¿vamos por McDonalds?”

Otro camino seguro parte desde el flequillo, baja hasta llegar a la punta de la nariz y corona con los labios. Felicidades: Ahora eres adorable.

10. Un buen besador no es exhibicionista

El cariño está muy bien y todo, pero tampoco es cosa de andar poniendo incómodo a todo el mundo. Un buen besador sabe cuándo y donde atacar: Un beso en tu frente mientras están en el bus, un beso en tu mejilla mientras esperan en la fila del supermercado, un beso en tus nudillos mientras caminan tomados de las manos.

11. Un buen besador controla su lengua

A pesar de lo que la fácilmente accesible pornografía del Internet le ha enseñado a toda una generación, puede haber mucha lengua en un beso. De hecho para mucha gente, “lengua” en un beso ya es mucha. Si no sabes tanto de la intimidad de tu novio o novia puedes comenzar asomando la lengua sobre sus labios y ver qué pasa, pero ya sabes, usar con precaución.

12. Un buen besador no muerde

Repitan conmigo “sostener” no es “morder”. Puedes practicar a sostener fruta entre tus dientes para jamás nunca calcular mal y acabar con uno de los accidentes más vergonzosos para la gente que no es Hannibal Lecter. Un buen movimiento es sostener el labio inferior de tu pareja entre tus dientes, MUY, MUY SUAVEMENTE, y soltarlo.

13. Un buen besador sabe de juego previo

El beso es la única cosa en el mundo que idealmente promete, pero nunca cumple. El mejor beso para iniciar es cerrado y suave: Deja que realmente lo quieran antes de lanzarte. Si se han separado por un respiro juega con la distancia. Cada detalle suma.

14. Un buen besador sabe donde pone las manos

Aaah, recuerdo cuando esto era casi una duda existencial. ¡Hay muchos lugares! Y la mayoría de ellos son hasta inocentes. Puedes poner una mano a cada lado de su cara, o una cerca de su espalda y la otra tras su cuello. También puedes apoyarlas en su pecho o arriesgarte en sus caderas y dejar que la gravedad te guíe.

15. Un buen besador se puede encargar de un mal besador

Detienes su agresivo y baboso ataque, pones una mano justo bajo su cuello y arriba de su pecho y te acercas muuuuuuy lentamente y murmuras, “a mí me gusta así” y procedes a enseñarle cómo quieres que te besen. Funciona un 99.9% de las veces.

Temas:

Comentarios

Grupo Emisoras Unidas se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario que considere ofensivo o publicitario.